Fomenta la lectura en los niños.

 

ddddd5

 

 

La lectura en los más peques es una actividad que conlleva mil y un beneficios:

  • Desarrolla su creatividad. Gracias a la imaginación que hay que poner en funcionamiento con un libro, los niños pondrán en juego toda su capacidad de generar imágenes en su cerebro.
  • Es una actividad de ocio saludable y relajante que aumenta la capacidad de concentración.
  • Favorece su capacidad lingüística y su vocabulario, tanto para adquirirlo como para aumentarlo.
  • Aumenta la capacidad de retención de información y ejercita la memoria, lo que será de gran ayuda en su desempeño escolar.
  • Aprenden sobre el mundo y las cuestiones cotidianas. No todos los libros de niños son de fantasía, de hecho con los que empiezan son para aprender y comprender cosas reales.Depositphotos_26827843_xs-270x270

La lectura es un hábito que se consolida en la etapa adulta, pero que se adquiere en la niñez. No obstante, hay muchas personas a las que independientemente de esto no les gustará leer de mayores, depende de su personalidad y sus inquietudes. No obstante, será mucho más probable si desde pequeñitos lo fomentas. Aquí unos consejos prácticos para ello.

  • Sé ejemplo. De poco o nada servirá que intentes obligarle a leer si tú cogiste el último libro, hace más de dos décadas. Verte leer aumentará la probabilidad de que le guste también.
  • Gestiona el tiempo y limita el de las nuevas tecnologías. Si solo lee en el colegio como “obligación” y en casa descansa y solo usa ordenador, móvil, etc… la lectura será interpretada como un latazo que hay que hacer para aprobar. Será una tarea impuesta. El poder estimulante está en casa. No está de más recordar, que los pequeños hasta los 5 años no deberían ver la televisión más de dos horas al día y los menores de dos años menos de una hora (que a mi parecer es demasiado), ya que entraña el riesgo de generar déficit de atención e hiperactividad, debido a una estimulación temprana y excesiva del córtex prefrontal por las imágenes de la televisión.
  • Exposición temprana. Están comprobados los beneficios de leerle al peque desde antes de su nacimiento, desde el útero materno. La voz de su madre le relajará y desde que nace hasta los tres años, escucharte leerles un cuento además de ponerles en contacto con el mundo de los libros y establecer una rutina saludable de lectura, les despertará esa pasión por las historias que en ellos se encierran, los relacionarán con el ocio y el descanso. Acostúmbrate a dormirlos con un libro, no con la caja tonta…(Más sobre rutina de sueño en este post). Los libros al principio son un juguete más. Los cuentos en estas edades tienen mucha carga afectiva, enseñándoles emociones y cuestiones que pueden preocuparles.
  • Déjale elegir, no le impongas temas. Dejarles libros a su alcance, acordes a su edad para que pueda comprenderlos, les permitirá elegir aquellos que más le llamen la atención y conforme vayan creciendo irás descubriendo sus gustos literarios. Crear un rincón de lectura en su cuarto o en cualquier sitio cómodo de la casa es una muy buena idea.
  • Se constante. Crea una rutina que sea para todos los meses del año. Incluidas vacaciones. Leer debe considerarse algo placentero y por lo tanto lo haremos siempre que podamos.

Yo tengo una gran pasión por la lectura, que supongo que tendrá mucha carga genética;) siempre ví a mi madre disfrutar con ello. Aquí puedes seguir mi blog de lectura. Ahora me encantaría que mi hijo tuviese también esa afición. Para ello, desde pequeño cumplo estas recomendaciones para fomentar en el ese gusanillo. Y a tus hijos ¿les gusta leer?

 

 

Compártelo en tus redes sociales!

Dejar una respuesta