Fomenta la Inteligencia Emocional en tus hijos

inteligencia-emocional

Hoy en día, la Inteligencia Emocional está muy presente en revistas, documentales, libros, blog…pero ¿en la vida diaria, sabemos lo que es? Y lo que es aún más importante….¿Educamos a nuestros hijos en su desarrollo?

Suena muy moderno, pero me apuesto el cuello a que si salgo a la calle y pregunto lo que significa, muy pocos sabrían decírmelo correctamente.

La inteligencia emocional, se define en la RAE como: “Capacidad de percibir y controlar los propios sentimientos y saber interpretar los de los demás.

A mí la palabra “controlar” en cuestión de emociones y sentimientos me chirría y me parece incoherente. Yo diría que es la habilidad para identificar las emociones propias y ajenas, comprenderlas y saber GESTIONARLAS de manera saludable. 

Cuando nacemos nuestra amígdala(centro cerebral de las emociones) está desarrollada, pero el gestor de las mismas, el que hace que las regulemos eficazmente y que 5_maneras_de_aumentar_tu_inteligencia_emocional_no actuemos en los estallidos ansiosos e impulsivos, aún está madurando en los bebés. Por eso, son pequeños seres básicamente emocionales, que se comunican a través de las mismas y que igual estan riendo a carcajadas que de pronto estallan en un llanto desconsolado y desproporcionado. No saben regular sus emociones. La parte racional aún está en construcción. Pero cuando la tengan a punto para estrenarla, será decisiva la educación que reciban, para aprender a reconocer las emociones propias y ajenas, para comprenderlas y para expresarlas de manera adecuada.Es decir, necesitan una buena base educativa para desarrollar la inteligencia emocional.

El reconocer las emociones ajenas y comprenderlas, sería la empatía, habilidad fundamental que garantiza unas buenas relaciones interpersonales.

El expresar las emociones de manera saludable y bien gestionada, sería lo que se conoce como asertividad. Saber poner límites respetándose uno mismo y respetando a los demás.

La inteligencia emocional, por tanto, sería un conjunto de habilidades sociales que nos facilitan las relaciones sociales.

Para estructurar una buena base, sobre la que se construya la inteligencia emocional de tu hijo, es importante:

  1. Enséñales a expresar y regular correctamente sus emociones. Para ello, es esencial validar lo que sienten, escuchar lo que les pasa y no enseñarles a reprimirlas. Las expresiones “No pasa nada, no llores. Los niños no lloran. No se llora hay que ser fuerte” y un largo etcétera son altamente contraproducentes para el desarrollo de la inteligencia emocional. En este caso, aprenden que la tristeza es mala y que expresarla es de débiles . Desgraciadamente, así ha sucedido con el género masculino desde siempre, y a pesar de estar en el año que estamos aún hay padres que educan a sus hijos varones bajo estas premisas. Un error y una pena.
  2. Enséñales a identificar las emociones. Para eso, tienen que aprender sus nombres. Ponerle nombre a cada emoción y saber cómo expresarlas, es esencial.Te recomiendo la película de Pixar Inside Out (Del revés) .
  3. Enséñales a respetar las opiniones ajenas y a transmitir las suyas con tolerancia y respeto. Escuchar las opiniones de los demás no significa estar de acuerdo. No existe una verdad absoluta. Cada uno es libre de tomar la postura que estime oportuna, sin herir los sentimientos de nadie ni discriminar a nadie por ello. En este punto la clave es ser MODELOS. Si tú eres una persona tolerante y te comportas como tal respetando y de manera asertiva, tus hijos te copiaran. Para mi, el respeto y la tolerancia, son los principales valores sobre los que se edifican todos los demás.
  4. Fomenta el desarrollo de una sana autoestima en ellos. Para ello, deben aprender a quererse, a sentirse seguros, a recibir las críticas de manera constructiva y a hacerlas de la mejor manera posible. Los niños con una buena autoestima, son niños que respetan a todo el mundo. No necesitan pisotear ni humillar a nadie para ganarse el respeto o la admiración de sus iguales. Saben defenderse verbalmente de manera correcta y no se dejan mangonear.
  5. Enséñales a conocerse, a saber quienes son a reflexionar acerca de lo que quieren y de lo que consideran importante en la vida. Obviamente, este tipo de autoconocimiento debe hacerse con una edad acorde para ello. PREGÚNTALES, demuestrales que su opinión y sus gustos son importantes para tí. Conocerse implica saber de lo que son capaces y lo que necesitan trabajar más.
  6. Hay que saber pedir disculpas y reconocer errores. Para ello tienes que empezar a hacerlo TÚ como adulto y espejo en el que tus hijos se miran cada día.
  7. Enséñales a que lo importante es intentarlo y no rendirse. No les enseñes a ser competitivos y buscar ser los mejores. En esta sociedad, esto es una barrera importante. Dejamos de lado el disfrute de las acciones y el crecimiento personal. Lo que importa ahora, es ser el mejor. Error.
  8. Enséñales a frustrarse. La tolerancia a la frustración y el saber que no siempre las cosas salen como planeamos, es fundamental para una buena gestión emocional. Los bebés y los niños pequeños, no saben hacerlo. A la mínima que no consiguen lo que quieren estallan en gritos y llantos. Tu labor como padre, es enseñarles que la frustración forma parte de la vida, que es importante tener paciencia y saber esperar. No se trata de frustrarlos para que aprendan a hacerlo, si no de dejar que la vida con sus pequeños contratiempos acordes a su edad (no cenar lo que me apetecía, no conseguir el juguete que quiero, perder algo, etc…) sirvan para practicar la espera y la demora en lo que quieren. Si se lo das todo, no le niegas nada y evitas que eche una lagrimita, le estarás haciendo un flaco favor. Cuando la vida le pegue un bofetón de realidad, correrá a ti para que sigas protegiéndolo y no aguantará nada. Sufrirá el doble. La sobreprotección no ayuda. 
  9. Enséñales a ver el lado positivo de la vida, a saber que lo que marca la diferencia es la actitud con la que vivimos., valorando lo que tienen. Para ello, tú tienes que predicar con el ejemplo.
  10.  Enséñales a motivarse, a no rendirse frente a la adversidad, a ser resilientes y seguir remando a pesar del oleaje. Enséñales a no renunciar a sus sueños, a ser libres de pensamiento, a que nadie les corte las alas de la ilusión. No seas tú como padre quien lo haga.
  11. Enséñales a decir NO. A saber elegir por sí mismos, a equivocarse, a caerse y levantarse, a tomar decisiones. A responsabilizarse de su vida y de sus actos. Para eso, deja de protegerlos y de sacarles las castañas del fuego. Deja  que aprendan por ensayo-error.inteligencia-emocional1

Cómo ves, la principal lección de la vida, la das TÚ como padre con tu ejemplo. En el cole aprenderán conceptos y también a relacionarse, no digo que no, pero en casa es donde MAMARÁN la esencia de los valores que tendrán mañana. TÚ eres su maestro y también su alumno, porque si te dejas enseñar por tus hijos, de buen seguro aprenderás MUCHO más de lo que crees.

Algunas recomendaciones sobre libros para trabajar con tus hijos la inteligencia emocional:

-“Emocionario. Dí lo que sientes”. Editorial Palabras Aladas.

emocionario_libro

-“El gran libro de las emociones”. Esteve Pujol. Editorial Parramón.

9788434238046

-“Las estrellas de colores.La alegría”. Colección Emociones. Editorial Salvatella

9788484128137

-“El monstruo de colores”.

9788493987749

-“El juego de conocerse”.

portada-libro-el-juego-de-conocerse

-“Aprender a decir que no. La asertividad.” Colección emociones. Editorial Salvatella

9788484128175

-“Por cuatro esquinitas de nada”. Editorial Juventud (Para trabajar la empatía).

9788426134479

-“Malena ballena”  y “Orejas de mariposa”. (Tolerancia y respeto).

Blog-Malena-Ballena

-“Rabietas”.

rabietas_portada_baja

-“Adivina cuánto te quiero”.

descarga

-“El cuento de hablar sin gritar”.

9788484124863

-“Los Atrevidos.  El taller de las emociones de Elsa Punset”. A la venta los dos primeros: “Los Atrevidos en busca del tesoro y Los atrevidos dan el gran salto”.

los-atrevidos-dan-el-gran-salto_09788448843533

A practicar la inteligencia emocional se ha dicho 🙂

Besos.

182

Sara.

Compártelo en tus redes sociales!

Dejar una respuesta