El hablar de la ansiedad en el embarazo, la depresión post parto y todas las dificultades a nivel emocional con las que se puede encontrar una madre, son un tema tabú.

La maternidad se vende como el momento culmen de toda mujer. Un proceso mágico donde todo son mariposas de colores.

Desde que me convertí en madre y pasé por un proceso de autodescubrimiento personal complejo, ayudo a otras madres a transitar esa etapa de la maternidad desde la propia escucha y la gestión emocional.

Traumas emocionales en la infancia suelen aflorar sin piedad tras la experiencia del parto. Experiencias de partos no humanizados pueden suponer un impacto emocional en la madre que le impida estar presente emocionalmente en la crianza de su hijo y las patologías psicológicas pueden aflorar si este proceso no se trata a tiempo, de la manera adecuada y por el profesional correcto.

La salud mental y el equilibrio emocional es importante en cualquier momento de nuestra vida y para cualquier persona, es la génesis del bienestar y la capacidad de vivir plenamente. Pero en la maternidad se convierte en algo imprescindible, sin lo cual no podemos ser la madre que nuestros hijos necesitan y si no nos trabajamos, cargaremos a nuestra descendencia de lastres emocionales y carencias afectivas con graves repercusiones en el futuro.

Por eso, desde mi formación especializada en esta etapa te acompaño en tu embarazo, en tu preparación emocional para el gran día y en la etapa del puerperio, voy a seguir acompañándote en casa, sosteniendote y si lo precisas resolviendo todas las dudas que te surjan en torno a la lactancia.


Sara

Enamorada de la vida y de las pequeñas cosas.

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *