Curiosidades: Síndrome de Baby Blues

article-2353079-1A9C655B000005DC-298_634x422

Tras la dulce espera, el miedo al parto y la ilusión de verle la carita, en muchos casos, lo que acontece no es tan bonito. Muchas madres primerizas (entre un 70-80%) sufren lo que se conoce como el Síndrome de Baby Blues o Maternity Blues. Este consiste en una caída fulminante del estado de ánimo, cursado con irritabilidad, tristeza, apatía, falta de apetito, susceptibilidad y llanto descontrolado. Estos síntomas aparecen con más fuerza, cuando la mujer se siente cansada o ansiosa.

Los factores que contribuyen a este síndrome, son principalmente la descompensación bioquímica de hormonas, que se produce en el cerebro tras el parto (subida de progesterona y estrógenos para la lactancia), que afectan a los niveles de serotonina, responsables de nuestro estado de ánimo. Eso unido a la experiencia, tan agotadora de dar a luz, y del reto nuevo y caótico de ser madre (falta de sueño, visitas, desconocimiento), puede originar este síndrome, que aparece o inmediatamente tras dar a luz, o en las horas posteriores y suele tener una duración de entre dos y tres semanas. Este síndrome es normal, y es importante apoyar a la reciente mamá, dándole mucho cariño y ayudándole en la medida de lo posible para que pueda descansar. La agotadora tarea de la lactancia a demanda y el nuevo rol de la mujer como madre, hacen en muchos casos, que se sienta descolocada, frustrada y que no encaja en la expectativas de la maternidad.

babyblue

Ante los síntomas de este síndrome, la gente en muchos casos, no entenderá las razones y te dirán cosas como: Pero si tienes un bebé precioso, todo ha salido muy bien, esto es lo más maravilloso que una mujer puede experimentar… y así un largo etcétera, que no hará más que empeorar los síntomas de la mujer y  además, aparecerá la culpabilidad,  por no sentirse como se supone que debería sentirse. La pregunta fatal es…¿Estás contenta…?

Los síntomas son transitorios y remiten poco a poco en unas tres semanas como máximo, no requiriendo tratamiento de ningún tipo. El apoyo del padre, será fundamental para la remisión de los síntomas.

depresion-posparto

El Baby Blues, es una fina línea que separa la tristeza y descontrol normales de la depresión posparto, más grave y disfuncional. Si este estado de ánimo se enquista y dura más de tres semanas, hay que ponerle remedio y acudir a un profesional de la salud mental. Por eso, es tan importante, no dejar que se agrave y dure más de lo previsto. La depresión posparto, aparece en el primer año tras el nacimiento y pueden afectar gravemente al desempeño de los cuidados del pequeño.

Compártelo en tus redes sociales!

One comment to Curiosidades: Síndrome de Baby Blues

  • Praaz  says:

    Para cuando un pemsiro por paternidad en condiciones, df3nde este1 las presuntas leyes de igualdad?. Los hijos tambie9n tienen el derecho a ser criados por los dos progenitores en sus primeros dedas, este1 me1s que demostrado que eso ayuda al desarrolo de los menores y afianza la union de las familias. Para cuando una real conciliacif3n entre trabajo y familia. Los esclavos en Roma tenedan a sus hijos al lado mientras trabajaban, ahora ni eso.

Dejar una respuesta