crianza tagged posts

Razones por las que no recomiendo el método Estivill.


El famoso Método para que los niños aprendan a dormir solos, fue un autéńtico boom con el libro asociado. Era magia. Padres, educadores y lo más triste psicólogos, lo recomendaban. Y yo entre ellos.

Pero rectificar es de sabios y darse cuenta de que no es oro todo lo que reluce y en cuestión de crianza hay que hilar muy fino.

Muchos diréis que a vosotros os funcionó de maravilla. Perfecto, de hecho lo escucho muy a menudo, pero, ¿a costa de qué? ¿Conoces las consecuencias a nivel emocional de este método? Hay que saberlo todo. Pros y contras. Contraindicaciones y posibles consecuencias nefastas a corto y a largo plazo.

 Y es que este método, ha sido y está siendo usado de manera masiva, en una etapa terriblemente sensible, donde lo NORMAL y NATURAL es no dormir de un ti...

Leer Mas

Rabietas en niños pequeños.

Todo aquel que está inmerso en la crianza, sabe que las rabietas o pataletas son el pan nuestro de cada día. Sin embargo, no por ser comunes son fáciles de gestionar. La mayoría de las veces los padres tiran la toalla cansados, estresados y sin ganas de oír al niño más. Pero la manera más fácil es a menudo la más contraproducente, ya que sin ser conscientes de ello reforzamos y aseguramos la permanencia en el tiempo de esta respuesta tan desagradable de los más peques.

Las rabietas hay que clasificarlas en las que emiten los menores de cuatro años (de las que voy a hablar en este post) y las de los mayores de esta edad que ya trataremos otro día.

Las rabietas de los más pequeños, los menores de cuatro años se diferencian en dos tipos:

  • Las instrumentales, es decir las que ...
Leer Mas

Mi pequeño héroe.

img_0170

Hoy era el día de tu actuación navideña en el cole. Ibas de pastorcillo y cómo no eres amigo de disfrazarte, esta mañana ya tuvimos toros y torillos. Yo con la falta de paciencia que amanece conmigo algunos días, hubiese tirado la toalla.

Papá te ha llevado al cole y una hora más tarde volvíamos para ver tu actuación. Se iban a juntar dos clases de un año (23 o 24 niños con sus padres dobles) más los bebés más pequeñitos y sus papás, total, caos asegurado.

La idea era juntaros en un aula y veros a todos juntos. Yo estaba segura de que en el momento que llegasen los padres, ningún niño aguantaría en su sitio. Y así ha sido. Ninguno, excepto cinco grandes. Cinco pequeños héroes entre los cuáles estabas tú.

Al llegar hemos podido hacernos un hueco entre la selva de f...

Leer Mas

Madre primeriza en apuros VII: Crisis evolutiva de los 18 meses.

Aventuras y desventuras de una madre primeriza volúmen VII.

shutterstock_169702352-1024x791

La etapa desde los 18 hasta los 24 meses es especialmente compleja en los bebés. Comienza un periodo denominado de autoafirmación, en el que el pequeño comienza a despegarse de la dependencia que tenía hasta ahora (sobretodo de mamá) y empieza a expresar sus discrepancias y a tomar decisiones por sí mismo. La manera en la que podrás apreciar esto, no te pasará inadvertida.

Llegará la aparición del NO a casi todas las preguntas, las rabietas, la posibilidad de lo que parece un rechazo a mamá; la etapa de papitis (en este vídeo te cuento este proceso) y pueden empezar a pegar como manera de expresarse.

Pero la independencia no solo es a nivel cognitivo, también domina cada vez mejor la verticalidad, y empieza a adqu...

Leer Mas

Cómo explicar la muerte a los niños

Ayer tuve la suerte de asistir al evento Madresférico patrocinado por Seguros Meridiano titulado:

” Mamá, Papá qué es la muerte?”.

el-duelo-en-los-ninos1

Y es que, a pesar de estar a día de hoy preparados  para explicarles a nuestros hijos muchos de los temas tabú por excelencia, hablar de la muerte se nos sigue atragantando, quizás porque para nosotros como adultos aún nos resulta difícil de digerir lo único seguro de la vida: que algún día se acabará.

Por eso, Nuria Javaloyes, psicóloga alicantina especializada en oncología y  duelo, ha coordinado una guía editada por Seguros Meridiano para ofrecer ayuda a padres y madres  a la hora de abordar el tema de la muerte. De eso nos habló Nuria ayer y yo paso a contaros todo.

En primer lugar, lo que hay que tener en cuenta para empezar a gestio...

Leer Mas

Curiosidades: La ley del máximo esfuerzo en los niños.

Alrededor de los 18 meses de edad, y tras dominar la verticalidad (cuando el niño ya anda con facilidad, la edad es orientativa) los niños experimentan un periodo sensible que María Montessori llamó el del máximo esfuerzo.

331

Un periodo sensible, es aquel en el que el niño muestra interés repetitivo por algo. Siempre son oportunidades para evolucionar y/o aprender destrezas nuevas. Por eso, es muy importante observar al niño y darle la oportunidad de hacer lo que le interesa.
En esta etapa, podrás observar como el pequeño adquiere una gran fuerza en proporción con su tamaño y muestra un gran interés en coger y/o arrastrar cosas de grandes proporciones y pesadas...

Leer Mas

Madre primeriza en apuros VI: Ansiedad por separación.

Aventuras y desventuras de una madre primeriza volúmen VI.

cuentos-e-emocional

Todo pasa, todo llega. En la crianza se encuentra una etapa con otra, a cuál más compleja, cuando ya dominas algo pues se acaba. Etapa de dientes, etapa de teta, etapa de gatear, de chupar todo, etapa de terrores nocturnos, etapa de pinchos en la cuna, etapa de colecho, etapa de mamitis, etapa de papitis, etapa del no, etapa de deambular, etapa del máximo esfuerzo, etapa de…

Cuando creímos que ya el sueño iría a mejor y que nunca más sabríamos lo que es pasar noches en vela (a no ser que nos animásemos a ampliar familia…), cuando ya dormía en su cunita plácidamente, con sus tres biberones todo hay que decirlo (aún me río cuando el pediatra me dijo que tras el destete ya no se despertaría para hacer tomas de noche, JA!), pero...

Leer Mas

Destete respetuoso. Plan padre

lactancia

Todo pasa, todo llega,  dice una psicóloga por ahí y francamente, aunque parezca que no, así es.

La lactancia materna, es una etapa compleja. Compleja porque cuesta al principio y requiere una adaptación muy fuerte y asimilar que te conviertes en una central lechera a disposición de un pequeño ser hambriento, que si bien no sabe mucho de la vida, de eso, de adaptarse, sabe mil veces más que tú.

Y cuando superas el primer mes y te adaptas, todo va sobre ruedas, eres capaz de hacer el pino y hablar por teléfono mientras das de mamar a tu hijo. Como todo en la vida, lo integras. No deja de ser duro, ya que es una dependencia muy grande, pero se puede conseguir...

Leer Mas