“No se donde está mi pasión, pero si se donde no está”

imagesCAHBHQQW

Pero, ¿Qué es lo que realmente me apasiona? Esta pregunta, seguramente, ha rondado tu cabecita en más de una ocasión. Piensas en algo, en alguna actividad que realmente sea agradable en sí misma, por el simple hecho de llevarla a cabo, y… a veces lo tiene uno claro, pero muchas otras, dudas de todo. Lo complicamos un poco más, lo que crees que te apasiona, en realidad te da pereza o te da miedo, quizás no te sientes comod@ cuando lo haces,  aunque te digas a ti mismo, que ese es el camino que elegiste, y que es lo que hay.

 

imagesCAZ9YCBDEl hacer lo que te apasiona está de moda, miles de blogs hablan sobre el tema, sobre hacer lo que amas, tener claras tus ideas y luchar por tus ideales a toda costa. Esto esta genial, es más, es lo ideal, pero… ¿Qué pocos son los que lo tienen claro? ¿Qué pocos son, los que realmente, echan el resto y en muchas ocasiones arriesgan y salen de la zona de confort? Esa zona de confort de la que hablamos en la anterior entrada, en la cual, nos sentimos cómodos, relajados y dominamos el terreno. A veces, podemos dedicar nuestra vida y tomar rumbos en los que realmente te sientes “en tu salsa”, ¿pero realmente es esa tu pasión?¿ O te estás conformando con poco? Si hay temas que si los tocas te dan nostalgia, o te hacen soñar despierto (aunque tu vida sea muy tranquila), es porque quizás, estés dejando ese nivel, donde realmente te realizarías, por pereza y/o por miedo. El miedo, se disfraza de conejito peludo con un lacito rosa y te susurra…” estas muy cómodo, con lo agustico que tu vives, sin tener que complicarte ahora la vida, venga hombre, ni te lo plantees, niiii te lo plantees.

 

No os voy a engañar, descubrir tu pasión no es fácil.

Te propongo un ejercicio. Coge una hoja de papel (o las notas del móvil) y haz una lista de pros y contras del trabajo o la dedicación que tienes ahora. Ahora, anota PROS (cosas positivas) y CONTRAS (cosas negativas), de esa actividad que realizas. Se realista, no infles la lista a tu conveniencia. No hagas trampas.  A ver qué pasa, quizás te falten cosas, sin cambiar ese trabajo, quizás te falte afinar un poco más, completar con otras cosas, cambiar de especialidad, que se yo. El caso, es que no siempre implica cambiar de vida e irte a las Bahamas dejándolo todo, y con una maleta cargada de ilusiones y ganas de comerte el mundo con tu pasión desmedida. A veces, solo se trata de echar un ratillo de reflexión y no ser conformista. Este ejercicio, se llama balance decisional, y como su nombre indica, se trata de balancear un poco nuestra vida y tomar decisiones, aun a pesar de verle los dientes al lobo.imagesCARUV5WR

Si tus PROS ganan por goleada y no eres pinochillo, ¡Enhorabuena! Eres un valiente y haces lo que realmente te apasiona. Sería un honor recibir tus recomendaciones al respecto, así que comenta y comparte tu experiencia en busca de la pasión perdida…;)

Así que , modificando un poco la frase de Josef Ajram y con su permiso: “No sé donde esta mi pasión, pero si se donde no está”.

 

 

Compártelo en tus redes sociales!
Tags:  ,

Dejar una respuesta