Cómo ayudar a un adicto

drogas1-290x300

La adicción, es considerada como una enfermedad crónica y recurrente del cerebro que se caracteriza por la búsqueda y el consumo compulsivo de drogas, a pesar de sus consecuencias nocivas; se habla de enfermedad, ya que el cerebro del adicto, se ha visto modificado neuroquímicamente, y ya no se trata de vicio o falta de voluntad, sino de un problema psicofísico.

Una de las características propias del perfil de un adicto es la negación rotunda del problema, no obstante, si lo has descubierto bien sea porque el deterioro es evidente, porque lo has pillado consumiendo o quizás, en el mejor de los casos porque esta persona se ha abierto a ti y te lo ha contado, es muy probable que no sepas qué hacer para ayudarle.

Si quieres ayudar a esta persona con problemas de adicción, es importante que:

  • En primer lugar es fundamental concienciarse de que salir de la adicción es una decisión personal, sólo y exclusivamente puede recuperarse SI QUIERE hacerlo. Independientemente del deterioro de su vida y de las consecuencias negativas derivadas del consumo, si el adicto no quiere, no hay nada que hacer. Nadie puede ayudarlo a no ser que él así lo desee.
  • No intentes ayudarlo guardándole el secreto y actuando como responsable de él. Si quiere salir del pozo, invítale a buscar ayuda profesional, no lo intentes por tu cuenta.
  • No confrontes con él, discutir culpandolo de sus actos, sermonear o juzgarlo, solo provocará su encierro en sí mismo y su distanciamiento de ti.
  • Habla de la adicción con naturalidad, si te escandalizas o te asustas, esta persona no te contará nada más y habrás perdido la oportunidad de ayudarle.
  • Si finalmente decide buscar ayuda profesional, puedes facilitarle el contacto de un terapeuta en adicciones, incluso acompañarle en su primera cita, pero en ningún caso le ayudes economicamente, ya que si lo haces, no se responsabilizará de su recuperación. Lo ideal es que su tratamiento se lo costee el adicto. Obviamente, si te pide dinero para otro menesteres, no se lo des, es indiscutible que es para consumo.
  • No le puedes obligar a que deje de consumir. Es algo sobre lo que no tienes control, ni depende de ti. Aunque lo hagas con la mejor de las intenciones, no juegues a ser policía ni adquieras un rol paterno de protección o  reprimenda.

 

 

family

 

Compártelo en tus redes sociales!
Tags:  

Dejar una respuesta