El momento…es AHORA.

 

vive-hoy

Acaba de empezar el nuevo año, millones de buenos propósitos invaden el espacio y en nuestras cabezas rondan ya con menos precisión y energía, los “voy a “ y se impone el dichoso “mañana…”, o lo que llaman procastinación.

Y te descubres en Agosto, sin tener ni puñetera idea, de lo que te propusiste (si eres de proponerte todos los años lo mismo y no cumplirlo jamás, lo tienes fácil).

¿Por qué? Porque piensas que el  futuro será eterno, que aún tienes nuevos años para volver a proponértelo, para hacer o cambiar todo aquello que ya no te gusta de tu vida, para hacer cosas saludables y dejar atrás hábitos que sabes que te hacen daño, para hacer ese curso que llevas tiempo queriendo hacer, para iniciar un proyecto al que te da miedo mirar a los ojos, para llamar a esa persona y decirle GRACIAS, decirle TE QUIERO, decirle PERDONA. descarga

 Mañana será un buen día, para cambiar el chip y enfocar la vida de otra manera, para dejar de preocuparte por lo mismo, para dejar de enfadarte por todo.

El mes que viene, ahorrarás para ese viaje que tanto te apetece, visitarás a ese familiar que hace demasiado que no abrazas, retomarás la sana costumbre de la lectura.

Pronto, quizás mañana, quizás el mes que viene, empezarás a pensar más en ti y menos en los demás, sacarás tiempo para lo que te hace sonreír, empezarás a darle gracias a la vida por todo lo que tienes, en vez de malgastar las horas pensando en lo que te falta.

En primavera, volverás a salir a la naturaleza, te calzarás las zapatillas y caminarás sin pensar en nada más que en dejarte deslumbrar por el brillo del sol y la inmensidad que te rodea.

Este verano, de verdad de la buena, comerás fruta cada día, tomarás verdura y beberás mucha agua.

El próximo otoño, decidirás firmemente, dejar de culparte por aquello que pasó, y aceptarás que tu vida es como es y que es maravillosa, y si no lo es tanto, te pondrás las pilas para conseguir aquello que te mereces. ahora

El próximo invierno, confiarás en que todo saldrá bien, y disfrutarás de los pequeños placeres de la vida, que son aquellas cosas tan simples y tan sencillas que te rodean, pero que ahora no tienes tiempo para dedicarles.

La próxima nochevieja volverás a comerte las uvas y volverás a quejarte del dichoso año que ha acabado, deseando que el siguiente sea mejor , con tu maleta de buenos propósitos intacta y sin abrir…

Y creerás que los comienzos de año, será infinitos, que aún hay tiempo para desperdiciarlo quejándote, conformándote, preocupándote por idioteces, criticando al otro, sufriendo gratuitamente…Pero querid@ amig@, siento comunicarte, que desde que empezamos el año, ya solo te quedan 352 días, para malgastarlos haciendo lo mismo, o para hacer lo que realmente convertiría este año, en un año digno de recordar.

Porque el momento, ES AHORA. 

92E

Compártelo en tus redes sociales!
Tags:  

Dejar una respuesta